Sin categoría

Sobre el Aceite de Oliva Virgen Extra y otros tipos

EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA


El aceite de oliva virgen es puro zumo del fruto del olivo, extraído por procesos exclusivamente físicos y mecánicos (decantación, centrifugación y filtrado), sin que en su obtención intervenga ningún proceso químico. La calidad de este aceite viene marcada por la clase y grado de madurez de la aceituna, así como por su cuidadoso proceso de elaboración. Estos factores determinan también su sabor y su grado de acidez (proporción de ácidos grasos libres que contiene).


• El aceite de oliva VIRGEN EXTRA es el mejor de todos los aceites. Con una acidez igual o menor a 1º, es el obtenido en los primeros prensados de una aceituna sana de alta calidad, recogida en su punto de sazón, y que guarda el aroma y el sabor afrutado.
• El aceite de oliva VIRGEN (también llamado fino), le sigue en calidad. Ha sido obtenido por el mismo proceso que el anterior y su grado de acidez no puede superar los 2º.
• El aceite de oliva VIRGEN CORRIENTE no puede superar los 3,3º de acidez. Aunque obtenido por los mismos procedimientos que los anteriores, su sabor no es tan agradable, por lo que se suele usar para hacer aceites refinados.


ACEITES REFINADOS


Cuando algún aceite de oliva virgen sale con defectos de olor, color, sabor o su acidez resulta superior a los 3,3º, se tiene que refinar para ser utilizado en la mesa. Se emplean para ello procedimientos químicos. Según su calidad se dividen en:
• Aceite de oliva refinado. Acidez máxima: 0,5º.
• Aceite de oliva (mezcla de aceite refinado y de aceites de oliva vírgenes). Su acidez no puede ser superior a 1,5º.

• Aceites de orujo de oliva. Obtenidos del residuo que queda después de prensar y moler la aceituna.

EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN y LA SALUD


El aceite de oliva virgen conserva todos los componentes y las propiedades químicas, biológicas y organolépticas (color, olor , sabor…) de la aceituna como fruto y, en consecuencia, conserva íntegro su contenido en vitaminas, ácidos grasos esenciales y nutrientes que contiene por naturaleza. Con el refinado, por el contrario, se eliminan olores y sabores naturales, además de proteínas, vitaminas, etc. Por eso los aceites de oliva vírgenes son los más beneficiosos y saludables para el organismo.


SUS BENEFICIOS:
• Aparato circulatorio: ayuda a prevenir la arterioesclerosis y sus riegos.
• Aparato digestivo: mejora el funcionamientos del estómago y del páncreas y ejerce efectos beneficiosos tanto a nivel hepatobiliar como intestinal.
• Piel: efecto protector y tónico de la epidermis.
• Sistema endocrino: mejora las funciones metabólicas reduciendo las cifras de colesterol y aumentando el denominado colesterol bueno (HLD).
• Sistema óseo: estimula el crecimiento y favorece la absorción del calcio y la mineralización.
• Por su alto contenido en vitamina E y su efecto antioxidante protege frente al proceso de envejecimiento celular. Está especialmente recomendado para la infancia y tercera edad
• Interesante factor de protección contra las dos enfermedades que causan la mayor parte de la mortalidad en los países desarrollados: las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

FUENTE: Cooperativa Nuestra Señora de la Antigua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *